Si usted es una verdadera feminista…

Este fue un pequeño articulillo que escribí hace un tiempo
—————————————————————————————————–
Si usted es una verdadera feminista, coincidirá conmigo en la declaración de principios de las mujeres que citaré a continuación y coincidirá también en considerarlas valiosísimos ejemplos de la lucha por la liberación de la mujer. Si es usted una verdadera feminista, debería sentir admiración ante Alexandra Kollontái, Clara Zetkin y Ángela Davis.
Si es usted una verdadera feminista conocerá sus carreras y, con asombro y cierto cosquilleo en el estómago, alabará esa rotunda dedicación y entrega. Probablemente, y, dejando de lado mis principios ideológicos, el movimiento feminista despreció en cierta medida el trabajo de éstas mujeres por ser ellas bolcheviques, rojas, comunistas. Fueron obviadas, censuradas y olvidadas por el resto de mujeres y hombres que también luchaban por lo mismo, o eso decían. Y, sin embargo, sus tesis son las más avanzadas, libertarias y solidarias, rotundas al máximo.
Sus planteamientos son verdaderamente brillantes, analíticos y críticos con una sociedad que las consideraba anacrónicas de futuro. El trabajo de estas mujeres es una joya humana, rechazada en muchos casos porque su óptica del feminismo era otra, hermanada también con el movimiento obrero y estudiantil y considerándolo como un todo que desembocaría con la abolición de las clases sociales, permitiendo así la completa liberación de la mujer en todos los ámbitos.
 Pero, si es usted una verdadera feminista, no dudará un segundo en defenderlas y salvarlas de más insultos preguntando quién, qué mujer u hombre de cualquier época, tiene un ideario tan avanzado como Kollontái en educación sexual o maternidad. Con furia, cansada ya del mismo discursito burgués y pacificador inútil, argumentará que el desarrollo de Zetkin con la mujer trabajadora no tiene rival. Expresará, con un tono de orgullo y nostalgia, su fascinación por el arduo trabajo de Davis con la mujer negra y afroamericana.
Si es usted una verdadera feminista, al margen de disputas políticas sobre la ideología que más dolor ha infringido a este sistema patriarcal, pondrá sobre la mesa, tenaz y fuerte, la inmensa estima y agradecimiento que les tiene. Y si no es así, usted habrá sentido un hastío infinito al leer esta perorata que juzga oportunista; pero yo le diré: en ese caso, usted no es una verdadera feminista.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s