Retruécano

Por muchos poemas que el ser humano intente esbozar sobre el amor, no puede ni de lejos transmitirlo, ni describirlo, ni acariciarlo con palabras, el arma más potente que poseemos.
Y cuanto más tiempo pasa, más me convenzo y más rabia me carcome el interior, y más maldigo las complejidades y los miedos, y más lo doy todo por perdido. Así es como entro a dar vueltas y, mareada de amor pero sin cura, caigo, que está permitido, y me levanto, que es obligatorio aunque crea que me faltan las fuerzas.
Soy una yonki del amor y éste, un síntoma de mi mono.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s