Al final de este viaje

No es casual que titule esta entrada como la canción de Silvio, él consigue que me identifique mucho en sus canciones. Y hoy me siento al final del viaje, aunque me parezca a veces casi un capricho sentirse triste a pesar de la suerte que tenemos. Pero los sentimientos no podemos evitarlos.
Tengo un lío en la cabeza, porque no sé si amo la vida o la odio, porque no sé si llorar por mi miseria o sonreír por la abundancia.
No quiero ser la que escucha siempre, la que anima y aconseja (aunque ande falta de experiencia), la que sonríe y dice sí a todo, la que está ahí. Y, sin embargo, eso es lo que me sale. Mis problemas no interesan a nadie, o eso pienso. Y mientras yo doy palmaditas en la espalda, ¿quién me las da a mí?
Me sé perfectamente la teoría de que hay que amar la vida, pero hoy no me sale.
Soy la perfecta y la imperfecta a la vez, ¿quién me valora por lo que soy yo enteramente?
Querría decir miles de cosas, pero se me paralizan los dedos al escribir y tengo el nudo en la garganta más grande de mi vida. Espero no mojar mucho la almohada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s