Caer mil veces más

«Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas».

Yo soy de las estrelladísimas. Hoy no sé decir por qué, o quizás no quiera, pero desde luego me siento estrellada desde la estratosfera hasta el subsuelo más inmundo. No aprendo que la vida no puede vivirse a la mitad, aunque me empeñe en hacerlo para ocultar debilidades que no quisiera sacar a la luz. Caigo en la ingenuidad de pensar que estoy por encima cuando lo que evito es mirar al monstruo a la cara.

Y digo tantas veces que he de sacudirme los miedos, que ya sé que me miento, y no sé si me importa o lo dejo pasar de nuevo como casi siempre. Me encantaría creer que me he hecho inmune a esta cortante sociedad y que plasmo mi alternativa, pero cuando me doy cuenta de que ando estrellada, la verdad me atiza en la cara y volvemos al mismo sitio de donde hemos partido.

Así transcurren las dimensiones, entre risas y llantos, mientras me compadezco a mí de tener que sufrirme. Me evado en no sé qué vida paralela absurda que luego, inevitablemente, se diluye. No tengo escapatoria alguna. A mis enemigos, humanos o espirituales,  sólo quiero decirles que ya va tocando fin esta pequeña tortura a la que me someten ellos, o yo misma (de eso no estoy segura). Pero, mientras tanto, sigo estrelladísima.

Y verás el resurgir, poderoso, del guerrero, sin miedo a las leyes ni a nostalgias; y caer mil veces más y levantarme de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s