Preguntitas sobre Dios

Un día yo pregunté: abuelo, ¿dónde está Dios?
Mi abuelo se puso triste, y nada me respondió.
Mi abuelo murió en los campos, sin rezo ni confesión.
Y lo enterraron los indios, flauta de caña y tambor.
Al tiempo yo pregunté: ¿padre, qué sabes de Dios?
Mi padre se puso serio y nada me respondió.
Mi padre murió en la mina sin doctor ni protección.
¡Color de sangre minera tiene el oro del patrón!
Mi hermano vive en los montes y no conoce una flor.
Sudor, malaria, serpientes, la vida del leñador.
Y nunca más me preguntes, abuelo, ¿dónde está Dios?
que a mi casa no ha pasado tan importante señor.
Yo canto por los caminos, y cuando estoy en prisión
oigo las voces del pueblo que canta mejor que yo.
Hay un asunto en la tierra más importante que Dios.
Y es que nadie escupa sangre pa que otro viva mejor.
Si existe o no existe Dios, tal vez sí, y tal vez no.
Pero es seguro que almuerza en la mesa del patrón.

Atahualpa Yupanqui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s