Con mis sueños a la espalda

El cielo a tus pies, y a los míos,
y se cae el mundo muchas veces, y no es que duela,
es quiere volver a nacer; luz, mucha luz.
Después ya no sé nada. Emprendí un viaje hasta la luna, y cuando llegué me dijeron que no estabas. Que nunca habías estado.
Seguí fiel a mi silencio pero pensándote a gritos,
pariendo un instante que repetiría demasiado.
Una palabra nublada a punto de llover.
Un pensamiento de humo a punto de condensar.
Un beso que cristaliza
y tú y yo desplegando las alas.
Me voy a escapar otra vez con mis sueños a la espalda
como una viajera del tiempo
en busca de algún lugar donde estés sin estar, sin ser tú,
para que yo pueda ser yo.

No sé ni dónde, ni cómo, ni cuándo, simplemente lo sé. Y será mejor.

Sucederás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s