Los camaradas

11156147_10206533425353914_8969891893550455689_n

Se alzan desde sí mismos, así como la penumbra
del agua es más pura que el agua.

Desde sus niños sube la esperanza, sus bellos
rostros libres parecidos a la honda soledad.
Han sustituido el dolor por la certeza del dolor,
el amor, por la inocencia del amor,
la muerte, por la íntima amistad.

Combaten a la sombra, comen y sufren por si
acaso, no dicen finalmente adónde iremos a
parar.

Adónde, adónde, cuando la vida es ancha a partir de ellos,
a partir de sus brazos tendidos
hacia el mundo.

Juan Gelman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s