Piedras y charcos

Me duele la piel de estar en tu espalda,
me duele la risa de usarla en la playa
que mira la vida contigo mojada,
me duele el reloj, ya se que se acaba.

No acabes amor, que empieza la duda,
nos queda un colchón de salitre y cura.
Por manta un avión con alas de luna,
sonríen los dos, le escribe en la nuca

Somos dos notas comunes
en un jardín de tu barrio.
Soy una especie de colgado, colgado

Somos el norte y el este al sur de piedras y charcos.
Somos dos locos, enamorados, por un rato.

Fueron brillando a lo lejos como la estela de un faro,
fueron gaviotas, volando largo.
Fueron sirenas y luces, con sus padres a buscarlos.
Jamás volvieron a ser humanos, humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s