¿Qué sucedería si todo el mundo leyera lo que escribo?

(…) Y, como el poeta no utiliza la palabra, no elige entre diversas acepciones y cada una de ellas, en lugar de parecerle una función autónoma, se la entrega como una cualidad material que se funde ante su vista con las otras acepciones. Así, en cada palabra, por el solo efecto de la actitud poética, realiza las metáforas con las que soñaba Picasso cuando deseaba hacer una caja de fósforos que fuera toda ella un murciélago sin dejar de ser una caja de fósforos. Florence —Florencia— es ciudad, flor y mujer, y es también ciudad-flor, ciudad-mujer y muchacha-flor.

(…) El hombre es el ser frente al que ningún ser puede mantener la neutralidad; ni el mismo Dios. Porque Dios, si existiera, estaría, como lo han visto claramente algunos místicos, situado en relación con el hombre. Y es también el ser que no puede ver ni siquiera una situación sin cambiarla, pues su mirada coagula, destruye, esculpe, o, como hace la eternidad, cambia el objeto en sí mismo. (…) No debe decirse jamás: “¡Bah! Apenas tendré mil lectores”, sino: “¿Qué sucedería si todo el mundo leyera lo que escribo?”.

(…) Se sabe que el arte puro y el arte vacío son una misma cosa y que el purismo estético no fue más que una brillante maniobra defensiva de los burgueses del siglo pasado, quienes preferían verse denunciados como filisteos que como explotadores.

Jean-Paul Sartre, ¿Qué es la literatura?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s