Cita de imperiosa actualidad

En esta época cargada de tensión, no es propio del partido de la clase obrera tranquilizar a la opinión pública, sino despertarla.

Rosa Luxemburgo.

Debería aplicárselo la supuesta vanguardia obrera. El miedo, la cobardía y el temor al rechazo no valen. Es la lucha de clases, del todo o nada.

Anuncios

Transformadores

Se trata de transformar el mundo, y si las personas que tienen a su cargo a los jóvenes, que somos potencialmente dinámicos, no hacen nada por ello, estamos perdidos. Yo creía que los profesores amaban la vida y querían enseñársela a sus alumnos más allá de las cuatro paredes del aula. Yo pensaba que la escuela no eran exámenes, sino experiencias. Imaginé que aprender era tocar y que las pruebas eran risas.
No es así, pero lo fue, y podría serlo, sólo hay que soñar, soñar creyendo.

El nacedor

¿Por qué será que el Ché tiene esta peligrosa costumbre de
seguir naciendo? Cuanto más lo insultan, lo manipulan,
lo traicionan, más nace. Él es el más nacedor de todos.

¿No será porque el Ché decía lo que pensaba, y hacía lo que decía?

¿No será porque eso sigue siendo tan extraordinario, en un mundo donde las palabras y los hechos muy rara vez se encuentran, y cuando se encuentran no se saludan, porque no se reconocen?

 Eduardo Galeano

Cárcel de Ventas, hotel maravilloso…

Hotel maravilloso.
Lleno de lujo e higiene
a todo confort,
donde no hay
ni camas ni comidas.
En los infiernos
se está mucho mejor.
Hay cola atroz
en los retretes,
vivo cemento dan por pan.
Lentejas único alimento,
Un plato al día te darán.
Lujoso baldosín
disfrutas por el colchón.
Al levantarme, tengo deshecho
un riñón.
A eso de las siete
tocan a diana.
Nos levantamos todas en tropel.
Vienen a darnos,
las sopas carceleras.
No hay más remedio que comer.
Lentejas por aquí,
judías por allá
y luego un bombardeo,
que es cosa fatal.
Generalísimo piensa
en las presas,
que la justicia
no se haga esperar.
Que la sarna empiece a hacer estragos.
Y es un mal.
General, general.
A eso de la nueve
nos pasmos la lendrera.
Este es un caso difícil de explicar.
Saltan los piojos tan grandes
como fieras,
que hasta en la celda
nos hacen patinar.

Hay fascistonas y pajilleras…
Cuánto nos quieren humillar.
Pero tenemos en las venas
Sangre rojilla de verdad.
Tenemos que aplastar
A Franco el vividor.
Y el pueblo madrileño
será vencedor.
Bravo Negrete,
los presos te saludan.
Yo sé que tú
nos traes la libertad.
Quiero volar contigo
para siempre y a los rojos
mis hermanos abrazar.
Generalísimo,
que tu justicia
No se haga esperar,
que ya estamos
pagando muy caro
el delito de ser social.

Rima XV

Cendal flotante de leve bruma,
rizada cinta de blanca espuma,
rumor sonoro
de arpa de oro,
beso del aura, onda de luz,
eso eres tú. 
Tú, sombra aérea que cuantas veces
voy a tocarte, te desvaneces
como la llama, como el sonido,
como la niebla, como un gemido
del lago azul. 
En mar sin playas onda sonante,
en el vacío cometa errante,
largo lamento. Eso soy yo. 
¡Yo, que a tus ojos, en mi agonía
los ojos vuelvo de noche y día
yo, que incansable como demente
tras una sombra, tras la hija ardiente
de una visión!

 Gustavo Adolfo Becquer